Hogares adaptados para personas mayores y discapacitadas

El Instituto Tecnológico Textil de Alcoy ha realizado un proyecto que se basa en el diseño de hogares especialmente adaptados para personas discapacitadas y mayores para que se manejen con independencia y autonomía dentro de su hogar.

Actualmente, el Instituto Tecnológico Textil de Alcoy, ha elaborado un proyecto en el que se desarrolla una nueva tecnología que consiste en el diseño de hogares especialmente adaptados para personas discapacitadas y mayores. Este avance tecnológico es novedoso porque ayuda a mejorar la calidad de vida de dichas personas a través de servicios de asistencia, detección prematura de riesgos y protección personal. Más allá de la seguridad, este desarrollo es fundamental para lograr una vida más independiente y autónoma dentro de su hogar.

El inicio de este proyecto se produjo en enero de 2006 y se estima que finalizará en junio de 2010. Las variaciones abarcan tanto, cortinas que avisan cuando se recibe una llamada cambiando de color, como colchones que comunican que una persona se ha caído de la cama.

El hogar del futuro va a incorporar servicios de comunicación inalámbrica que permitan que las almohadas, colchones, tapicería e incluso la ropa, mediante unos electrodos, le avisen al habitante que ha dejado el fuego de la cocina encendido, o si el usuario se mueve o no mientras duerme.

El instituto desarrolla otros proyectos, por ejemplo, a través de la denominada nanotecnología. Esta promete soluciones nuevas y más eficientes para los problemas ambientales, así como muchos otros enfrentados por la humanidad y busca crear la comodidad del mobiliario.

Para que la nueva tecnología sea aplicable en los hogares, es necesario que el diseño arquitectónico se adapte a las necesidades generales de accesibilidad tanto de las personas mayores como discapacitadas. Cuando se organiza el espacio físico, es posible llegar al diseño, adaptación, o rediseño de la vivienda digital accesible, para ello hay que consultar a un experto.

Más allá de los diversos aspectos técnicos, interesan los beneficios que aporta el hogar digital a las personas discapacitadas o personas mayores, y los efectos positivos que producen en el entorno familiar.

En primer lugar, genera más autonomía e independencia, lo que supone una reducción de la necesidad asistencial. Además facilita el desarrollo y la integración social por la utilización de formas de telecomunicación nuevas y más económicas. Luego facilita el desarrollo y la integración profesional, donde cabe destacar que las tareas se realizan mediante el teletrabajo.

Por otra parte aumenta la autoestima personal y de forma indirecta, el deseo de mejorar mediante procesos de rehabilitación.

Finalmente para los cuidadores supone una disminución de la presión psicológica y física.

Leave a Reply