Función convencional de teatro accesible para personas sordas

Desde el jueves 22 de enero y hasta el sábado 25 del mismo mes, las personas sordas pudieron participar de las funciones de “La amante inglesa” de Marguente Duras en el Teatro Solís. La obra fue traducida en simultáneo a la lengua de señas a través de un dispositivo creado especialmente, que permite que tanto personas sordas como oyentes puedan participar conjuntamente de las funciones.

En diálogo con El Espectador, el coordinador de la Secretaría de la Discapacidad de la IMM, Federico Lezama, explicó como funciona el novedoso sistema. “El dispositivo consiste en la incorporación de un monitor 14 a una tertulia baja donde las personas sordas, ven al intérprete traduciendo los diálogos a lengua de señas mientras disfrutan de la obra en el escenario. El monitor esta conectado a una cámara ubicada 2 pisos mas abajo, que en circuito cerrado, emite la imagen de la intérprete que va haciendo la traducción en directo”. Lezama aclaró que el dispositivo permite la asistencia de 9 personas sordas por función.

La idea y realización de esta versión con lengua de señas de la mencionada obra estuvo en coordinación con la Secretaria de la Discapacidad de la IMM y contó con la colaboración de organizaciones que nuclean a las personas sordas y sus familias. La lengua de señas estuvo a cargo de la intérprete María Eugenia Rodino.
El Teatro Solís ha prestado siempre especial atención hacia la discapacidad promoviendo acciones inclusivas y de accesibilidad hacia el público discapacitado. El personal del mismo recibe capacitación permanente en el tema.
Tulipano y Castillo, los productores, el director y las actrices de la obra, brindaron su entusiasmo y apoyo desde el primer momento. El mencionado proyecto implicó una importante innovación en materia teatral. Las funciones se realizaron los días jueves 23, viernes 24, y Sábado 25 de enero a las 21:30 hrs.

Leave a Reply