Notas de ‘ Consejos Prácticos ’

Consejos prácticos de cómo ayudar a un discapacitado en situaciones cotidianas

1. No dude en ofrecer su ayuda a un discapacitado.
2. Plantéele dos preguntas simples: ¿necesita usted ayuda?, ¿me puede indicar cómo hacerlo?
3. Actúe con naturalidad.
4. Hable directamente, mire la persona a los ojos.
5. Busque alguna forma de comunicación, responda a sus gestos.
6. Si tiene dificultades para expresarse, déle tiempo para que se comunique.
7. Si tiene dificultades para caminar, acompañe a la persona a su ritmo.
8. Si usa silla de ruedas y maneja por sí mismo, preste sólo la ayuda que la persona solicite.
9. Si usted no puede solo / a pida a otras personas.
10. No tenga temor y sea solidario

(más…)

En la vía pública:

Busque y utilice, en lo posible, las rampas para sillas de ruedas. Ayude a la persona a establecer la ruta de acceso más fácil para llegar a un determinado lugar. Considere los sitios especialmente adaptados para discapacitados.

Si al ayudar debe enfrentarse a una escalera, hágalo de la siguiente manera: para subir, colóquese usted un escalón más arriba, incline la silla y gírela, de manera que sean las ruedas grandes las primeras en subir los escalones. La persona con discapacidad intentará ayudar, impulsándose del apoya manos.

Para bajar, quien ayuda se coloca un escalón más abajo y gira la silla de manera que las ruedas grandes sean las primeras en bajar cada uno de los escalones. La persona con discapacidad ayuda frenando la bajada desde el apoya manos.

En caso de transferencias:

Acerque la silla de ruedas, lo más posible, al sitio donde se transferirá la persona con discapacidad. Frene la silla. Colóquese cerca y, en forma coordinada con la persona, ayúdele desde bajo los brazos. Identifique la forma más segura y útil según la persona a la que está ayudando.

Adaptaciones para que un espacio sea accesible:

  • El ancho de las puertas debe ser ligeramente mayor que el de la silla de ruedas. Evite instalar escalones o reemplácelos por rampas adecuadas.
  • Procure instalar apoya manos suficientes en distintos lugares de la casa, como el baño, la escalera o el pasillo, de manera que ella se desplace de la forma más independiente posible.
  • Evite el uso de alfombras porque hacen más difícil el desplazamiento con las sillas de ruedas.
  • Asegúrese que la cama de la persona con discapacidad esté a la misma altura que la silla de ruedas. Las mesas, escritorios y lavamanos deben ser de la altura y profundidad adecuada para que pueda acceder a ellos con la silla de ruedas.
  • Todos los elementos habitualmente puestos en altura (artículos de baño, libros de uso frecuente y otros) deben ser colocados a baja altura.

Etiquetas

Suscribirse al boletín